Fallos en transmisión de datos y riesgo de hackeo: partidos políticos muestran preocupación de cara a las Elecciones 2023

Agrupaciones políticas muestras preocupación ante la vulnerabilidad que pudieran tener los sistemas informáticos del TSE durante las elecciones generales de 2023.

Para las Elecciones Generales 2023, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene entre sus planes comprar un sistema informático para agilizar la transmisión de datos con los resultados preliminares de las votaciones, pero a los representantes de los partidos políticos les preocupa que el sistema pueda ser “hackeado” o que presente errores en la transmisión de datos, como ocurrió en 2019 y que provocaron señalamientos de “fraude”.

“El punto que hoy nos preocupa es el sistema de cómputo, donde puede haber variaciones con los resultados entre lo que pasó en las mesas y lo que se registra como resultado”, expuso el secretario general adjunto del partido Comunidad Elefante, Rodrigo Pellecer.

La directora electoral, Gloria López, señaló que los resultados que se transmiten no son vinculantes por ser datos preliminares, sino que el producto de las votaciones se certifica por las Juntas Electorales Departamentales.

“Los resultados que se transmiten posterior al escrutinio son resultados preliminares, pero no podría ser vinculante porque no está establecido el procedimiento en la Ley Electoral y de Partidos políticos”, aseguró López.

“No puede haber fraude, el sistema es solo un auxiliar, un complemento del sistema que ya conocemos y que está en ley, son los ciudadanos los encargados, nosotros solo facilitamos la logística”, defendió la presidenta del TSE, Irma Palencia.

Los partidos políticos proponen que el TSE financie un sistema informático que se ponga a funcionar en paralelo con el sofware que buscan adquirir, para cotejar la información que se transmite, según Pellecer.

La magistrada Blanca Alfaro señaló que se debe llevar a cabo un análisis jurídico para determinar si es viable el planteamiento que hacen los partidos políticos, debido a que ya existe una metodología establecida.

A decir de la magistrada, la impugnación de una votación se debe haber en la mesa electoral y no ante el TSE.

“Estamos preocupados por los antecedentes del proceso electoral 2019, pues no trae buenos antecedentes y hoy el nuevo pleno tiene esa tarea junto con los directores, de retomar la confianza de la ciudadanía”, manifestó el representante del partido Valor, Elmer Palencia.

Hackeo

Algunos representantes de los partidos políticos también mostraron su preocupación por los ataques cibernéticos, que, a su criterio, se podrían dar al sistema informático que el TSE busca comprar, considerando antecedentes de intrusiones, como el que ocurrió con el sitio del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Es un tema que debe de ver, como TSE qué mecanismos de defensa vamos a tener para que nos pase el día de las elecciones”, expuso el representante del partido Vamos, Héctor Hernández, quien además aseguró que el término de “fraude” se ha convertido en algo repetitivo.

En respuesta, el Departamento de Informática del TSE proyectó un video con la estrategia de ciberseguridad que se implementará para la detección de intrusiones a los sistemas.

Biometría

El TSE también contempla el uso de equipos biométricos para identificar a los votantes; sin embargo, surgieron dudas sobre la tecnología que se empleará.

Jorge Santos, encargado del despacho de Informática del TSE, dio a conocer que, según el procedimiento, la primera verificación será por medio de la huella dactilar, pero si hay inconvenientes una segunda opción sería el reconocimiento fácil y una tercera el registro del Código Único de Identificación (CUI).

Santos aseguró que se hace una evaluación del alcance la conectividad en los distintos centros de votación y en algunos casos donde se tengan problemas de este tipo se tendrá conexión satelital.

TSE y el sistema informático

El TSE actualmente continúa evaluando diversos aspectos para nuevamente publicar el evento para la compra de un sistema informático para la transmisión de actas el día de las elecciones.

El pasado 27 de septiembre se dio a conocer que, en un pleno extraordinario, los magistrados del TSE decidieron rechazar la oferta de la empresa Smartmatic International Holding B.V., que pretendía venderle al Tribunal el sistema informático por Q606 millones.

El representante legal de la empresa es el exviceministro Lizandro López, lo cual provocó críticas, y ahora el TSE debe preparar nuevamente la oferta, pero bajo la incertidumbre de los representantes de los partidos políticos acerca de si estará listo para implementarse en las elecciones generales del próximo año, aunque el tribunal asegura que llevará a cabo aún etapas de pruebas para que sea utilizado el día de los comicios.

Los magistrados señalaron en la reunión con los partidos políticos que para el nuevo evento están tomando en cuenta las observaciones de la junta receptora, pero se mantiene el espíritu del sistema que buscan comprar.

Conflictividad

Actualmente el TSE tiene detectados 13 municipios en el mapa de conflictividad con miras a las elecciones del 2023.

A decir de la magistrada, Blanca Alfaro, entre las zonas consideradas con conflictividad se encuentran municipios de Sololá y San Marcos.

En estos departamentos se encuentran Tajumulco e Ixchiguán, en San Marcos, y Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, en Sololá, donde ha habido conflictividad histórica.

Según Alfaro, se está trabajando en mesas de diálogo en los municipios en conflictividad, considerando que en el 2019 se repitieron las elecciones en dos municipios, uno de ellos, Iztapa.

Fuente: Prensa Libre