Noticias

Abusan de adolescente contactada por Facebook

Una cita acordada entre una joven de 17 años y un desconocido terminó en una violación, por lo que autoridades de Retalhuleu investigan el caso.

Según la Policía Nacional Civil (PNC) la víctima fue localizada en un cañaveral de la aldea San Luis, San Sebastián, con señales de haber sido drogada y ultrajada.

Parque la Independencia, en la zona 3 de Retalhuleu, donde la joven abusada habría llegado. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

 Investigadores policiales informaron que la adolescente acordó que se juntaría con una persona en el parque la Independencia, en la zona 3 de la cabecera de Retalhuleu.

Añadieron que se examina el teléfono móvil de la menor para tratar de dar con el paradero del agresor, quien la contactó por Facebook.

El caso ha causado repudio en pobladores, quienes exigieron que las autoridades investiguen lo sucedido.

Casos similares en el 2015

Lo que para un adolescente sería una cita romántica con una joven que conoció por Facebook se convirtió en una pesadilla, ya que fue al encuentro de su agresor sexual. La historia se repitió al menos 10 veces más, con distintas víctimas.

La primera denuncia llegó al Ministrio Público (MP) en noviembre del 2015. Un menor, de 15 años, no solo había sido agredido sexualmente, su victimario mantenía contacto con él y lo coaccionaba para mantener una relación frecuente.

La Fiscalía de la Mujer logró determinar que el joven había enlazado una “relación” con Elizabeth Cruz, a través de la red social Facebook. Comenzó con un intercambio de mensajes; sin embargo, la confianza creció y le  siguió el envío de fotografías, 15 días después acordaron una cita.

Un centro comercial de la zona 11 fue el punto de reunión. Al llegar al lugar la “amiga”, a través de mensajes al teléfono celular, le dio indicaciones al menor para el contacto. Él se dirigió, como ella se lo pidió, a un camino rural de San José La Comunidad, zona 10 de Mixco.

El joven cumplió las indicaciones y llegó a un lugar desolado, ahí fue golpeado, engrilletado y abusado sexualmente.

El agresor grabó todo con un teléfono celular y de esta forma comenzó a presionar a su víctima para mantener una relación recurrente, de lo contrario difundiría el video.

Las amenazas comenzaron horas después de la agresión; no obstante, el adolescente decidió presentar la denuncia. La pesquisa determinó que había más víctimas.

“Él les sujetaba las manos con grilletes y los amenazaba con arma de fuego, les quitaba la ropa y abusaba de ellos, además grababa  con su teléfono y le robaba todo”, dijo un investigador. Lea más aquí.

Fuente: Prensa Libre