Noticias

Global Witness: Investigación revela riesgos de privacidad en app “Alerta Guate”

La organización no gubernamental Global Witness investigó la aplicación “Alerta Guate” que el Gobierno lanzó en marzo para informar de casos de Covid-19 en Guatemala. Esta aplicación fue eliminada en abril, tras varios cuestionamientos acerca de las garantías de privacidad.

El análisis de la versión Android de la aplicación muestra que la app enviaba la ubicación exacta del usuario a su desarrollador, In-telligent LLC, en intervalos regulares, incluso cuando la aplicación no estaba en uso.

Alerta Guate es la App oficial para emergencias en Guatemala ...

Allan Sutherland, CEO de In-telligent, negó que la compañía compartiera los datos de la aplicación con el gobierno guatemalteco. Sutherland asegura que la información recopilada es propiedad de esta compañía y se mantiene estrictamente confidencial.

La política de privacidad del desarrollador permitía que los datos se retuvieran por hasta diez años, lo cual implica que no solo iba a ser usada durante la pandemia. Por eso, Global Witness advierte a los gobiernos para que establezcan salvaguardas contra el posible mal uso de las aplicaciones de rastreo.

“La aplicación guatemalteca debería enviar una señal de advertencia al resto del mundo: muestra cuán graves son los riesgos y cuán fácil es enmascarar como útil algo potencialmente mucho más siniestro”, manifestó Ava Lee, portavoz de la ONG.

La investigación plantea la probabilidad de que las versiones de la aplicación ya instaladas en los teléfonos de los usuarios sigan funcionando. 

Lanzan App Alerta Guate para informar sobre el coronavirus ...

Las aplicaciones de rastreo COVID-19 no deben interferir con los derechos humanos

14 de mayo de 2020, Londres – Global Witness está advirtiendo hoy a los gobiernos de que establezcan salvaguardas contra el posible mal uso de las aplicaciones de rastreo de COVID-19, luego de una nueva investigación que revela serias preocupaciones sobre el uso de dicha aplicación en Guatemala.

Global Witness ha investigado “Alerta Guate”, una aplicación utilizada en Guatemala y respaldada por el presidente del país, y descubrió que, al enviar información a los usuarios sobre la pandemia, también recopila las ubicaciones exactas de los usuarios , incluso cuando la aplicación está cerrada. La política de privacidad del desarrollador permite que los datos se retengan por hasta diez años, mucho más allá de la duración probable de la pandemia, y el presidente Giammattei ha dicho que espera que la aplicación evolucione para cubrir “problemas de seguridad”, pero no ha dado más detalles.

Sus palabras son especialmente preocupantes en Guatemala, donde las investigaciones recientes de los medios de comunicación han alegado el uso de operaciones de vigilancia cibernética a gran escala contra empresarios, políticos, periodistas, diplomáticos y líderes sociales. Según los datos de Global Witness de 2018, 16 activistas ambientales fueron asesinados en el país ese año, lo que lo convierte en uno de los lugares más peligrosos en la tierra para los defensores de la tierra y el medio ambiente.

  • Todos están de acuerdo en que existe una necesidad urgente de detener este virus y encontrar formas seguras de aliviar los bloqueos actuales. Pero es vital que no permitamos que los políticos y las compañías de vigilancia “fuertes” aprovechen la crisis e introduzcan medidas que puedan dañar a los grupos vulnerables más allá de la pandemia.
  • La aplicación guatemalteca debería enviar una señal de advertencia al resto del mundo: muestra cuán graves son los riesgos y cuán fácil es enmascarar como útil algo potencialmente mucho más siniestro.
  • El gobierno guatemalteco ha demostrado una y otra vez que utilizará todas las tecnologías disponibles para atacar a los más vulnerables de la sociedad; no se puede confiar en ellos con datos que permitan el seguimiento en tiempo real de los ciudadanos.

A medida que las medidas de bloqueo comienzan a facilitarse a nivel mundial, el uso de tales aplicaciones se generalizará cada vez más, y el Reino Unido y otros países europeos ya están probando sus propias versiones. La investigación de Global Witness sobre los negocios detrás de Alerta Guate destaca las preocupaciones sobre el papel de las empresas con antecedentes controvertidos y vínculos con la industria internacional de vigilancia cibernética. El posible mal uso de estas aplicaciones podría extenderse mucho más allá de Guatemala.

La aplicación fue financiada por Tenlot Group, el operador de la lotería guatemalteca, quien dijo que fue una donación al gobierno guatemalteco, aunque el uso de anuncios de tarjetas de rascar en la plataforma sugiere que hay algún tipo de retorno para la empresa. Tenlot es propiedad del multimillonario israelí Jacob Engel, quien tiene una serie de inversiones en la industria de la inteligencia cibernética a través de su fondo de inversión global, Elenlito. 

  • Como ya estamos viendo, estas aplicaciones de rastreo se convertirán en la norma en todo el mundo. Tienen el potencial de salvar vidas, pero si se desarrollan de manera incorrecta, podrían usarse para atacar a comunidades que ya están en riesgo, como solicitantes de asilo y disidentes políticos, así como para fines comerciales a través de publicidad dirigida.
  • A menos que se establezcan salvaguardas herméticas, y haya un escrutinio sobre quién está detrás de estas aplicaciones, los países podrían estar sonámbulos hacia estados de vigilancia.

En respuesta a las preguntas de Global Witness, el desarrollador de Alerta Guate, In-telligent LLC, dijo que la compañía no comparte datos de la aplicación con el gobierno guatemalteco o Tenlot y que la información que recopila es “propiedad de In-telligent y se mantiene [ …] estrictamente confidencial.” El CEO de Tenlot, Yossi Abadi, ha negado públicamente que su empresa o el gobierno guatemalteco tengan acceso a los datos recopilados a través de la aplicación.

Junto con otros grupos de derechos humanos, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, Global Witness está pidiendo que se establezcan límites tanto en los datos recopilados como durante cuánto tiempo se pueden guardar estos datos.

La debida diligencia adecuada también debe llevarse a cabo en las empresas que financian y operan las aplicaciones antes de que se introduzcan. 

Global Witness es una organización fundada en 1993, que realiza campañas e investigaciones de corrupción relacionada con los derechos humanos y recursos naturales.

Fuente: Soy502 & Ava Lee de Global Witness